Saltar navegador principal

La historia familiar fortalece a las familias

Conozcamos la historia de Aldayr, un joven que de Lima que recibió las bendiciones de trabajar en Historia Familiar.

Aquí podemos leer más de la historia contada por el mismo.

“Normalmente con mi familia solíamos viajar a Lima por vacaciones con el fin de visitar a mi papá, y es así que en enero del 2016 conocí a Sthepanie, quien es mi vecina y se volvió mi mejor amiga.

Entonces a finales del mes ella me invito a la iglesia, al principio tuve miedo de ir por todo lo que decían las personas en cuanto a la iglesia, pero cuando comencé a participar de las actividades, me di cuenta que todo lo malo que las personas decían no era cierto, es así que me propuse conocer más.

En poco tiempo, los Misioneros hablaron con mis padres para visitarnos y ellos aceptaron, Luego mi mamá también decidió ir a la capilla con mi hermano. Lo más difícil fue mi padre ya que era una persona que no creía mucho en Dios y hacia burla de las cosas sagradas, pero tanto poder tuvieron las palabras de los élderes y las visitas constantes de algunos hermanos que lograron convencerlo de las verdades del evangelio, hasta ese entonces ya había asistido en una ocasión a la capilla y le gusto, cosa que decidió seguir asistiendo y posteriormente empezó a leer el libro de mormón y con nosotros en familia.

Luego los élderes nos fijaron una fecha de bautismo y para alegría de todos, mi papá no dudó en aceptar, así que nos bautizamos el 19 de marzo del 2016. Poco después hubo una capacitación de historia familiar para ser consultores, al no saber mucho de esto decidí ir a aquella capacitación para saber un poco más, posteriormente obtengo el llamamiento de consultor y empiezo a trabajar en mi árbol genealógico y tras esto me interese en que mis padres puedan saber sobre historia familiar.                        

Entonces, como consultor, les ayudé a cada uno de mis padres a crear una cuenta en FamilySearch y juntos empezamos a trabajar en historia familiar en el árbol genealógico, esto nos motivó a saber más del templo, es así que poco después en familia visitamos por primera vez el Templo de Lima e hicimos ordenanzas vicarias por nuestros antepasados, luego aprendí a indexar y les enseñe a mis padres lo cual fue muy interesante.

El 15 de julio de este año nos sellamos en el templo lo cual fue una experiencia muy hermosa y pues actualmente nos fortalecemos mucho a pesar de las dificultades que tenemos.'