Conoce a los misioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

    Los formalmente vestidos que ves caminando en pareja con etiquetas que contienen su nombre, son miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Ellos, han elegido dedicar un año y medio o dos de sus vidas para servir a otros, enseñando a las personas acerca de Jesucristo.

    Los misioneros pasan su tiempo sirviendo a otros, enseñándoles sobre el evangelio de Jesucristo.

    Curiosidades acerca de los misioneros

    ¿Has oído hablar sobre los misioneros mormones?, posiblemente tengas curiosidad por saber quiénes son realmente. Muchas personas no saben que el nombre oficial de la Iglesia es La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y, por lo general, la malinterpretan como una religión estadounidense cuando, en realidad, existen millones de miembros de la Iglesia en todo el mundo y decenas de miles de misioneros trabajando en todo el planeta. Ellos adoran a Jesucristo y lo consideran Su Señor y Salvador.

    Es muy probable que haya miembros y misioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en tu país, e incluso en tu ciudad. Si ves alguna pareja de hombres o mujeres jóvenes utilizando gafetes con sus nombres, existe la posibilidad de que sean misioneros de la Iglesia.  Específicamente en Latinoamérica, hay 6 áreas administrativas de la iglesia, a saber: Área México, Centro América, del Caribe, Sudamérica Noroeste, Sudamérica Sur y área Brasil.

    ¿Quién sirve como misionero de La Iglesia de Jesucristo?

    Más de 70,000 misioneros están sirviendo en misiones para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días de forma voluntaria. En su mayoría, son jóvenes menores de 25 años solteros, que pertenecen a la Iglesia y que manifiestan su compromiso de servir en una misión.

    Los misioneros mormones son voluntarios de tiempo completo, no remunerados, que han decidido ser siervos de Jesucristo. Prestan servicio en más de 400 misiones en todo el mundo durante 18 o 24 meses costeando sus propios gastos.

    Los misioneros trabajan con un compañero del mismo género durante su misión, con la excepción de las parejas, quienes trabajan con su cónyuge. Específicamente, los hombres solteros sirven en misiones durante dos años mientras que las mujeres solteras lo hacen durante 18 meses.

    Durante las primeras semanas, asisten a un Centro de entrenamiento para estudiar las “lecciones misioneras” que utilizan para conversar con futuros conversos y enseñar las doctrinas de la Iglesia.

    Los misioneros están asignados para trabajar en varias áreas y son enviados únicamente a países donde los gobiernos permiten que la Iglesia opere. Ellos no solicitan su área de asignación, por lo que no pueden saber de antemano cuál es el lugar de destino. En el caso de ser necesario, son preparados en el idioma y formados sobre las características culturales del país al cual serían enviados.

    Si lo has notado, todos los misioneros llevan gafetes, los cuales incluyen tanto el nombre del misionero como “La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”. Asimismo, algunos andan en bicicleta, otros conducen, caminan o simplemente toman el transporte público.

    Por su parte, en el Programa de misioneros de servicio a la Iglesia, los miembros dan su tiempo para realizar misiones de servicio cristiano. Sin necesidad de cambiar de locación, los misioneros viven en su casa y apoyan a uno de los departamentos de la iglesia. Sirven de 8 horas en adelante a la semana, durante un periodo entre 6 y 24 meses, aunque tiene la posibilidad de renovar su periodo.

    Los requisitos para prestar servicio como misionero consisten en ser dignos de poseer una recomendación para el tempo, no tener hijos menores de edad en el hogar y deben estar física, mental y emocionalmente capaces para cumplir con los deberes encomendados. Los misioneros SUD reciben su llamamiento de su Presidente de Estaca y es apartado por su Obispo.

    También se destacan otras actividades realizadas por misioneros mormones, quienes destinan parte de su tiempo a predicar en línea. Las hermanas misioneras, quienes se encuentran en los Centros de enseñanza, interactúan con personas de todo el mundo con el fin de enseñar sobre el evangelio de Jesús. “Reconocemos que los métodos y los enfoques que estamos utilizando para hacer el trabajo misionero deben cambiar con lo que está sucediendo en nuestra sociedad con la tecnología”, comentó Bonnie L. Oscarson, presidenta general de las Mujeres Jóvenes, que sirve en el Consejo Ejecutivo Misionero de la Iglesia. 

    ¿Qué hacen los misioneros mormones y ¿cómo es el día de un misionero?

    Los misioneros suelen trabajar en parejas y a veces en grupos de tres, que se denominan “compañeros”. Viven, trabajan y permanecen juntos. Dado que el trabajo del misionero es duro, se dan apoyo continuo.

    Sus horarios varían dependiendo de la cultura del país en donde sirven. Si bien pueden organizar sus actividades en diferentes momentos del día, siempre realizan el mismo tipo de cosas.

    De todas formas, el horario de los misioneros incluye levantarse a las 6:30 para rezar y hacer ejercicio, luego estudiar la Biblia, el Libro de Mormón y otros recursos de la Iglesia. Si los misioneros se encuentran en un país con un idioma diferente a su idioma natal, también deben dedicar tiempo a aprender el idioma del país que los recibe.

    ¿Qué hacen los misioneros el resto del día?

    Hacen la parte más importante de su trabajo como misioneros: enseñar a la gente acerca de Jesucristo y Su evangelio, así como servir a los demás.

    Después de un duro día de trabajo, regresan a su casa y se preparan para el día siguiente. Su hora de acostarse a dormir es a las 10:30pm

    En febrero de 2019, se realizó la actualización de la directriz sobre la comunicación entre los misioneros y sus familias, determinando que los 65,000 misioneros de la Iglesia de Jesucristo están autorizados a comunicarse con sus familias cada semana en el día de su preparación mediante mensajes de texto, mensajes en línea, llamadas telefónicas y video chats, además de cartas y correos electrónicos.

    Se destacan acciones adelantadas por los misioneros en distintos lugares del mundo durante sus misiones. Un ejemplo de su compromiso con el servicio cristiano, ocurrió en la municipalidad de San Marcos en el Salvador. En coordinación con las autoridades locales, realizaron jornadas de limpieza, recolección de basura y fumigación en las veredas. Su propósito era realizar acciones para combatir enfermedades que afectan a la comunidad, provocadas por moscas y zancudos.

    ¿Por qué los misioneros hacen obra misional?

    Los misioneros prestan servicio cristiano, aman a Dios y a sus semejantes. No reciben ningún pago por su servicio y creen sinceramente que Dios ama a Sus hijos y desean aprender de Él.

    Quieren ayudar a las personas a encontrar el significado, el propósito y la dirección de sus vidas, por lo que están dispuestos a ayudar a las personas a sentir la alegría que se deriva de guardar los mandamientos de Dios.

    Los misioneros asumen su compromiso con la Iglesia, realizan su servicio y son responsables de sus propios gastos y necesidades.

    Haz clic aquí para solicitar una visita de los misioneros.