EL CLÓSET DE LA VIRTUD

    EL CLÓSET DE LA VIRTUD

    Daniel García Perez, Distrito Tuluá, Colombia

    Daniel García Perez, Distrito Tuluá, Colombia

    El pasado 12 de enero de 2015, se llevó a cabo el evento llamado “CLÓSET DE LA VIRTUD”. Esta actividad fue organizada por la presidencia de mujeres jóvenes del Distrito de Tuluá, Colombia y presidida por el Presidente Pricoli de la Misión Colombia Cali.

    Al visitar la unidades del distrito, detectamos que algunas jóvenes asistían a las reuniones dominicales de manera informal y sin cumplir las normas de las mujeres jóvenes. En otras ocasiones, algunas no asistían a la Iglesia por no tener la ropa adecuada. De allí surge la idea del “Closet de la virtud”.

    La agenda incluyó actividades como: Explicación del programa especial de normas y el reglamento del evento, mensaje de la hermana Pricoli sobre la virtud, el modo de vestir y la apariencia. La asesora de modas, Liliana Guzmán, dictó una charla de asesoría de imagen, etiqueta y protocolo.  Ella se basó en el manual “Para la Fortaleza de la Juventud”.  Habló a las jóvenes en cuanto a la forma de vestir, tanto para las reuniones dominicales, como para eventos sociales. Hubo un desfile de modas, en el cual desfilaron cinco jovencitas.  Ellas lucieron los vestidos que fueron recolectados entre todas las ramas de nuestro distrito durante los 6 meses previos a esta actividad. Recogimos en total 80 vestidos de todos los estilos.  Los vestidos que no cumplían con las normas de la Iglesia  fueron arreglados. A algunos vestidos que tenían los hombros descubiertos se les hicieron arreglos con sobrepuestos o chalecos. De esta manera las jóvenes podrían comprender la manera correcta de vestir como Santos de los Últimos Días. Con la aprobación de los líderes del distrito, los vestidos fueron obsequiados a las 55 jóvenes que asistieron. Cada vestido fue etiquetado con la insignia de la virtud.

    “Para la Fortaleza de la Juventud”

    A este evento asistieron 180 personas,  resaltando la asistencia de jovencitas menos activas, conversas e investigadoras.  Gracias a la organización del evento, se contó con la participación de cada una de las presidencias de mujeres jóvenes de las ramas del distrito. Cada rama organizó un stand y relataban la historia de las mujeres jóvenes de su rama.  Allí también se obsequiaban prendas de vestir para los demás miembros de la familia, mientras las jóvenes recibían sus vestidos.

    Durante esta actividad se sintió fuertemente la influencia del Espíritu, y se vió reflejada en los rostro de las jóvenes la inmensa felicidad que ellas sentían. Vimos su participación activa con un espíritu de humildad.  Sentimos el gozo de dar y de recibir, y del deber cumplido.

    Qué alegría para esta presidencia ver el impacto de esta actividad en las jóvenes, pues las vimos lucir al siguiente domingo los vestidos obsequiados de la manera en la cual fueron instruidas.

    Agradecemos a la presidencia del distrito Tuluá su apoyo en este evento, y a la presidencia de la misión Colombia Cali por su participación especial.  Sabemos que esta es la obra del Señor y estamos dispuestas a caminar la segunda milla con nuestros semejantes. Sabemos que el Señor vive, nos ama y quiere que todos volvamos a su presencia. En el nombre de Jesucristo,  Amén.