Descubre la importancia de congregarse todos los domingos en la reunión sacramental

    No debemos olvidar que uno de los mandamientos de Dios es recordar el día de reposo y mantenerlo como un día santo. Para lograr santificar este día es importante ir a la Iglesia cada semana para participar en la reunión sacramental y así renovar el alma y nuestro convenio con Dios.   

    Los miembros de la Iglesia de Jesucristo se congregan en el día de reposo

    El día de reposo es un día santo. Santificar este día es una ordenanza de Dios, y esto incluye congregarnos semanalmente para participar de la Santa Cena y adorar juntos al Señor. Todos los domingos se va a la Iglesia para arrepentirnos de nuestros pecados y recordar a Jesucristo nuestro Salvador, esto nos ayudará a tener su espíritu con nosotros y así poder prepararnos para la siguiente semana.  

    ¿Qué es el día de reposo? 

    El día de reposo es el día que el Señor ha apartado cada semana para el descanso y la adoración. Dios considera el día de reposo tan importante que lo incluyó entre los Diez Mandamientos originales revelados a Moisés. Los Diez Mandamientos son principios eternos del Evangelio, necesarios para la exaltación.  

    “Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás y harás toda tu obra, mas el séptimo día es reposo para Jehová, tu Dios…Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.” (Éxodo 20:8-11) 

    Al ir a la Iglesia guardamos los mandamientos de Dios y al mismo tiempo demostramos nuestro amor a Él.  

    ¿Por qué debemos congregarnos en el día de reposo? 

    Todos los domingos se va a la Iglesia para demostrar nuestra dedicación al día de reposo y, por lo tanto, nuestra dedicación a Dios.  

    Congregarse cada semana nos permitirá:  

    • Recordar a Jesucristo y acercarnos a él. 

    • Fortalecernos a través del Espíritu Santo al tomar la Santa Cena. 

    • Ser fortalecidos por la adoración, testimonio y fe de nuestros compañeros. 

    • Recibir bendiciones de Dios por seguir sus mandamientos. 

    ¿Por qué es importante participar de la Santa Cena cada día de reposo? 

    La Santa Cena es la parte más importante y la principal razón para congregarnos cada domingo. Cada miembro de la Iglesia se compromete a recordar al Salvador mientras participan de su pan y agua. Esto ayuda a cada miembro a acercarse más al Salvador y nos permite parecernos más a Él. 

    La ordenanza de la Santa Cena nos concede una forma de renovar los convenios que hicimos en el bautismo, haciéndonos limpios y puros nuevamente. Parte del compromiso que hacemos durante la Santa Cena es prometer recordar siempre a Jesucristo y guardar sus mandamientos. A cambio de esto, el Señor promete perdonar nuestros pecados y bendecirnos con el acompañamiento del Espíritu Santo. Tener al Espíritu Santo siempre con nosotros es una de las mejores bendiciones que podemos recibir.  

    ¿Por qué es importante congregarse? 

    Aunque participar de la Santa Cena sea la principal razón para congregarnos, también se obtienen otros beneficios al ir a la Iglesia semanalmente. Al reunirnos con otros compañeros adoradores de Cristo, nos fortalecemos unos a otros con la fe y testimonios de cada uno.  

    El Señor sabe que el congregarse cede poder. En el Libro de Mormón, Dios ordena a la gente de Alma a que “se congregaran frecuentemente, y se unieran en ayuno y ferviente oración” (Alma 6:6). 

    El Nuevo Testamento también incluye referencias a la congregación. En éste, el Señor mismo declaró: “donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Matthew 18:20). 

    Adora al Señor donde sea que te encuentres 

    La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días cuenta con barrios y ramas en todo el mundo, por lo que aún si te encuentras lejos de tu casa y, por lo tanto, lejos de tu centro de reunión habitual, existe mucha probabilidad de que encuentres otro barrio o rama cerca de donde estés.  

    Debes saber que la Iglesia cuenta con recursos, como el Localizador de centro de reuniones, para ayudarte a ir a la Iglesia donde quiera que te encuentres, incluso si estás de vacaciones o en un viaje de negocios.  

    ¿Por qué debemos congregarnos cada semana? 

    Asistir a nuestra Iglesia y tomar la Santa Cena cada semana es una forma de inspirarnos constantemente, ser perdonados por nuestros pecados, y realinear nuestras vidas con la voluntad de Dios. En esto radica su importancia y la razón por la que no es suficiente hacerlo solo unas cuantas veces al año. Cuando verdaderamente estamos convertidos al Evangelio de Jesucristo, tendremos el deseo de adorar a Dios y tomar la Santa Cena todas las veces que podamos. Para recibir todas las bendiciones, es necesario cumplir con nuestra parte de guardar los mandamientos que Dios reveló, incluyendo mantener el día de reposo santo cada semana.     

    Recursos adicionales:  

    Haz clic aquí para leer sobre las bendiciones de asistir a las reuniones sacramentales y tomar la Santa Cena, por el presidente Dallin H. Oaks.  

    Haz clic aquí para leer más acerca del día de reposo por el presidente James E Faust, ex miembro de la Primera Presidencia. 

    Haz clic aquí para leer más acerca de la ordenanza de la Santa Cena.  

    Haz clic aquí para leer más sobre enseñanzas básicas de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.