Saltar navegador principal

Bendiciones

Setenta misioneros regresaron recientemente a sus áreas de misión en Bolivia y vieron los frutos de su trabajo hace 20 años.
Desde que soy miembro de la Iglesia he podido experimentar verdaderamente el gran amor que nuestro Padre Celestial tiene para todos sus hijos. 
Aunque cumplí la meta de leer el Libro de Mormón en noviembre, escribo estas palabras de agradecimiento en este día, ya que para mí esta es una fecha especial.  Siento que en esta ocasión y gracias al impulso desde el área, he aprendido más este año que en otros años en que lo he leído. Esta vez me puse como meta escudriñar las escrituras.  Eso me ayudó a enriquecer mi comprensión de las mismas.