Saltar navegador principal

felicidad

Setenta misioneros regresaron recientemente a sus áreas de misión en Bolivia y vieron los frutos de su trabajo hace 20 años.
Cuando tenía 19 años de edad, conocí la Iglesia en una actividad de puertas abiertas. ¡Fue fantástico! Había mucha gente tratando de ser amable conmigo, lo que hizo que me quedara encantado. Hice muchos amigos jóvenes como yo, pero una de las jóvenes tuvo la maravillosa iniciativa de regalarme un Libro de Mormón.