Profetas

    Presidente Russell M. Nelson junto al Élder Quentin L. ministraron a los santos de Colombia y Ecuador
    Visita del Presidente Nelson y Élder Cook a Bogotá y Quito
    Al comienzo de este año, en marzo, terminé de leer el Libro de Mormón. Siempre me pareció una tarea difícil, y nunca se me cruzó por la cabeza que lo acabaría.  Pero el primer domingo de abril del año pasado -por medio de mi papá (quien me diseñó un marcador por cada libro) y el obispo de mi barrio-, me enteré de la meta que nos propuso el Área. Mi papá me dijo que si terminaba de leer, recibiría bendiciones, y una carta de felicitaciones del Área, y eso me emocionó y comencé con la lectura.